Día Mundial del donante de sangre

La donación de sangre es un acto anónimo, voluntario y altruista, y siempre se realiza bajo vigilancia de personal calificado. Es muy importante ya que la sangre es una necesidad permanente, no puede fabricarse, no se compra ni se vende y sólo se obtiene de personas solidarias que la donen para ayudar a vivir a quienes la necesitan.

El tema de la campaña de este año es la donación de sangre y el acceso universal a las transfusiones de sangre segura, como elemento para lograr la cobertura sanitaria universal. Hemos adoptado el lema «Sangre segura para todos» para sensibilizar sobre la necesidad universal de sangre segura en la prestación de atención de salud y la función esencial que desempeñan las donaciones voluntarias en la consecución del objetivo de la cobertura sanitaria universal. El tema tiene por objeto alentar vivamente a más personas en todo el mundo a convertirse en donantes y a hacer donaciones regulares, acciones que constituyen la piedra angular para crear una base sólida sobre la que establecer un suministro de sangre sostenible a nivel nacional que permita atender a las necesidades de transfusión de todos los pacientes.

El día y el tema también son un llamamiento a la acción para que todos los gobiernos, las autoridades nacionales de salud y los servicios nacionales de sangre proporcionen recursos adecuados y establezcan sistemas e infraestructuras para aumentar la recolección de sangre de donantes voluntarios, no remunerados y habituales; proporcionar atención de calidad a los donantes; promover y aplicar un uso clínico adecuado de la sangre, e implantar sistemas de supervisión y vigilancia de la cadena completa de transfusión sanguínea.

Los objetivos de la campaña de este año son:

  • Homenajear y agradecer a los donantes de sangre y alentar a quienes todavía no han donado a que lo hagan
  • Destacar que es necesario comprometerse a donar durante todo el año si se quiere mantener un suministro suficiente y lograr el acceso universal y oportuno a transfusiones de sangre segura
  • Llamar la atención sobre la salud del donante y la calidad de la atención proporcionada al donante como factores fundamentales para afianzar el compromiso del donante y su voluntad de donar habitualmente
  • Demostrar la necesidad del acceso universal a transfusiones de sangre segura y promover su función en la prestación de una atención de salud eficaz y en la consecución del objetivo de la cobertura sanitaria universal
  • Movilizar apoyo a escala nacional, regional y mundial entre los gobiernos y los asociados para el desarrollo para reforzar, sostener e invertir en programas nacionales de sangre.

¿Cuándo puedo ser donante de sangre?

  • La mayoría de las personas pueden donar sangre si gozan de buena salud.
  • Si tengo entre 18 y 65 años de edad
    (En algunos países la legislación nacional permite a los jóvenes de 16 a 17 años donar siempre que cumplan los criterios físicos y hematológicos requeridos y que se obtenga el consentimiento adecuado. En algunos países, los donantes regulares mayores de 65 años pueden ser aceptados a discreción del médico responsable. El límite superior de edad es de 60 años en algunos países).
  • Si mi peso es de 50 kgs. o más.(En algunos países, los donantes de sangre entera deben pesar al menos 45 kg para donar 350 ml ± 10%)
  • Si han transcurrido más desde 2 meses desde mi última donación de sangre.
  • Si no padecí enfermedades infectocontagiosas, ni estoy en riesgo de adquirirlas.
  • Si tengo hipertensión controlada, problemas tiroideos o alérgicos sin manifestación en ese momento; si padecí hepatitis antes de los 12 años, o mononucleosis.
  • En caso de tomar alguna medicación, el donante deberá informarlo para ser evaluado por el médico responsable. Para asesorarse previamente, puede comunicarse con el Servicio de Hemoterapia del Hospital Garrahan, llamando al 4308-2653 o escribiendo a [email protected]

¿Cuándo NO puedo ser donante de sangre?

  • Si tengo gripe, fiebre, infecciones, diarrea o vómitos al momento de la donación.
  • Si padezco enfermedades cardíacas, pulmonares, asma bronquial, anemia, tuberculosis activa, trastornos de coagulación, enfermedades renales, diabetes en tratamiento con insulina, úlcera gastroduodenal en actividad, cáncer o cualquier enfermedad que puede ser transmitida por la sangre.
  • Si no se tiene la hemoglobinemia mínima requerida para la donación: La prueba se realiza en el lugar donde se efectúa la donación. En muchos países se requiere una hemoglobinemia no inferior a 12,0 g/dl para las mujeres y a 13,0 g/dl para los hombres.
  • Si padezco o he estado en riesgo de adquirir infecciones de transmisión sexual, como Sífilis, gonorrea o HIV. La donación se suspenderá permanentemente en personas que alguna vez: hayan tenido una prueba positiva para el VIH (virus del sida)/se han inyectado drogas.
  • Si estoy embarazada o no han pasado 8 semanas desde el parto natural o 1 año desde el parto por cesárea.No es aconsejable donar sangre durante la lactancia. Después del parto, el período de aplazamiento es de al menos 9 meses (como la duración del embarazo) y hasta 3 meses después de que el lactante haya sido en gran parte destetado (es decir, que obtenga la mayor parte de su nutrición de sólidos o biberones).
  • Si en el último año me realizaron alguna cirugía o recibí transfusiones.
  • Después de haberse tatuado o hecho un piercing no se puede donar durante 6 meses. Si el piercing fue realizado por un profesional sanitario registrado y la inflamación ha desparecido completamente se puede donar sangre pasadas 12 horas.
  • Si tengo más de una pareja sexual o sexo a cambio de dinero o de drogas, con hombres o mujeres en el último año.
  • Después de procedimientos odontológicos menores hay que esperar 24 horas para donar, y si se trata de procedimientos odontológicos mayores hay que esperar un mes.
  • Si me he inyectado drogas ilegales alguna vez o he consumido cocaína en el último año.
  • Si he tenido contacto sexual con alguien que se encuentre en cualquiera de los puntos anteriormente mencionados.
  • Los viajes a zonas donde hay infecciones endémicas transmitidas por mosquitos (por ejemplo, paludismo, dengue o zika) pueden resultar en un aplazamiento temporal. Como medida para reducir el riesgo de transmisión de enfermedad de Creutzfeldt-Jakob variante por transfusión, muchos países también aplazan la donación por personas con antecedentes de viaje o residencia durante períodos de exposición acumulados definidos en determinados países o zonas.

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Cómo se realiza la donación de sangre?

Donar sangre es sencillo…

  1. Se solicitarán los datos personales del donante. Es imprescindible asistir con DNI o con un documento que acredite su identidad con fotografía.
  2. Antes de donar sangre le preguntarán sobre su estado de salud y sus conductas. Estas preguntas se realizan para salvaguardar su salud y la de las personas que reciban su sangre. Toda la información es confidencial.
  3. Se realizarán pruebas para constatar que está en condiciones de donar: tensión arterial, temperatura, medición de hemoglobina o hematocritos.
  4. La extracción será de 450 mililitros y sólo tomará 10 minutos. Se utiliza material descartable. Un adulto posee en general un volumen de 5 litros de sangre (7% de su peso), con lo cual la extracción no producirá ningún efecto negativo.
  5. Luego del refrigerio que le proporciona el Banco de Sangre, estará en condiciones de reanudar sus tareas con normalidad.
  6. Todo el proceso tomará aproximadamente una hora.

¿Hay algún riesgo para el donante?

No hay riesgos de adquirir infecciones por la donación de sangre, ya que se usa material descartable. Sólo algunas personas presentan malestares. De todos modos la recuperación es generalmente rápida y pueden retomar sus tareas inmediatamente

¿Con que frecuencia puedo donar sangre?

Se puede donar sangre cada 8 semanas. Los hombres pueden hacerlo hasta 5 veces al año y las mujeres hasta 4 veces.

¿En que condiciones debo concurrir?

Debe llevar documento de identidad (u otra documentación con fotografía) y desayunar antes (puede ingerir los alimentos que desee, sin restricción alguna).

¿Qué análisis se realizarán a la sangre?

Antes de realizar la transfusión a los pacientes, se realizará la siguiente serie de pruebas a la sangre, para asegurar que no haya alteraciones:

  • Anticuerpo contra triponema (SIFILIS)
  • Anticuerpo contra core del virus B (HEPATITIS B)
  • Anticuerpo contra brucela (BRUCELOSIS)
  • Anticuerpo contra virus C (HEPATITIS C)
  • Anticuerpo contra tripanosoma cruzi (CHAGAS)
  • Anticuerpo contra HIV (SIDA)
  • Antígeno de superficie del virus B (HEPATITIS B)
  • Antígeno P24 del HIV (SIDA)
  • Anticuerpo contra HTLV I Y II (PARAPARESIA ESPASTICA O LEUCEMIA T)

¿Qué sucede si se encuentra alguna alteración en los resultados?

Ante alguna alteración en los resultados, lo citaremos en forma personal, por carta. Los resultados son absolutamente confidenciales y se le informarán solo a usted, si se presenta con su DNI en nuestro servicio.

¿Puedo tener una enfermedad que no se detecte en los análisis de sangre?

Si, ya que existe el “período de ventana”, que es el tiempo que transcurre desde que un agente capaz de transmitir una enfermedad ingresa al organismo hasta que puede ser detectado por los análisis de laboratorio. Por eso al momento de la extracción, el donante puede ser portador de una enfermedad sin que aún se manifieste en los resultados. A modo de prevención, antes de la extracción de sangre se realizan una serie de preguntas al donante, con el fin de detectar situaciones de riesgo.

Mensajes principales

Necesitamos suficiente sangre segura en el mundo para todos los que la necesitan.
Cada dos o tres segundos, alguien en algún lugar necesita sangre.
Las transfusiones de sangre y hemoderivados salvan millones de vidas cada año.
La salud es un derecho humano; todas las personas en todo el mundo deberían poder recibir transfusiones de sangre seguras, cuando y donde las necesiten.
Es necesario realizar donaciones de sangre con regularidad en todo el mundo para que las personas y las comunidades tengan acceso a sangre y hemoderivados seguros y de calidad.
Cualquier persona que pueda donar sangre debería considerar la posibilidad de hacerlo de forma regular, voluntaria y no remunerada para que todos los países dispongan de un suministro suficiente.
La seguridad y el bienestar de los donantes de sangre es fundamental, pues los anima a donar regularmente.
El acceso a sangre y hemoderivados seguros es esencial para la cobertura sanitaria universal y uno de los elementos fundamentales de los sistemas de salud eficaces.
La sangre y los hemoderivados son necesarios para tratar a:

  • las mujeres con hemorragias asociadas al embarazo y al parto;
  • los niños que padecen anemia grave a causa del paludismo y la malnutrición;
  • los pacientes con trastornos hematológicos y de la médula ósea, hemoglobinopatías hereditarias y afecciones que causan inmunodeficiencia;
  • las víctimas de traumatismos por accidentes, catástrofes naturales o situaciones de emergencia; y
  • los pacientes que se someten a intervenciones médicas y quirúrgicas avanzadas.

Aunque la necesidad de sangre y hemoderivados es universal, existen diferencias marcadas en cuanto al nivel de acceso a sangre y hemoderivados seguros entre los distintos países y dentro de ellos.
En muchos países, los servicios de transfusión sanguínea siguen teniendo problemas para ofrecer sangre y hemoderivados suficientes y garantizar al mismo tiempo su calidad e inocuidad.
Los gobiernos, las autoridades sanitarias nacionales y los servicios nacionales de transfusión sanguínea deben colaborar para:

  • establecer los sistemas y la infraestructura necesarios para recoger más sangre de donantes regulares, voluntarios y no remunerados;
  • establecer y reforzar los sistemas que garantizan la calidad de la sangre y los hemoderivados para velar por su inocuidad;
  • proporcionar atención de calidad a los donantes;
  • promover y respetar el uso clínico adecuado de la sangre;
  • supervisar toda la cadena de transfusión sanguínea.

El país anfitrión del evento del Día Mundial del Donante de Sangre 2019 es Rwanda. El evento mundial se celebrará en Kigali el 14 de junio de 2019.

www.who.int

Cursos FOPBA

La Federación Odontológica realiza Talleres y Cursos Teórico-Práctico para el desarrollo y la formación del odontólogo. Estos cursos se realizan en la sede central de FOPBA o en algunas de las Entidades Primarias que la componen.

Para más información comunicarse con su Entidad Primaria o a través de los mails de los referentes de cada curso.

Atención Especializada

Desde abril del 2017 estamos llevando a cabo la capacitación de profesionales para la atención de personas con discapacidad.

Atencion Especializada

Implantología

Cursos que incluye: teórico con práctica, workshop de cirugías de implantes, presentación de casos clínicos y ateneos, evaluación final con examen y presentación de casos clínicos integrador final.

Prevencion

Estomatología

Curso bianual 2017-2018. Se realiza en Fopba a partir del mes de abril, finalizando el 3 de noviembre. Algunos temas vistos en el primer año: Sifilis. Manifestaciones bucales de HIV y HPV

  • Dictado por el Dr. Ricardo Sforza
  • Coordinación: Dra. Griselda Tejo
  • Colaboración: Dras. Fernanda Sforza y Nora Rigada
Cursos

68 Circulos

Conforman la FOPBA.

Casi 7.000 odontólogos distribuidos en toda la Provincia de Buenos Aires.